Utilidad Terapéutica

Las más de 60 substancias psicoactivas de la planta de marihuana, Cannabis sativa, configuran una droga que ha sido utilizada con fines medicinales, recreacionales y espirituales a lo largo de la historia del hombre en la mayor parte de los continentes.

En los años 90 gracias al descubrimiento del sistema endógeno cannabinoide, el cual forma parte del sistema nervioso humano, la investigación sobre el cannabis y los usos medicinales de sus derivados se incrementa. La comunidad científica le presta más antención, acumulando resultados positivos en sus estudios y aplicaciones para distintas patologías y dolencias en las que su utilización comienza a ser recomendada por parte de los profesionales clínicos como tratamiento coadyuvante o de segunda opción, a la vez que reclaman su legalización como fármaco. En la actualidad el cannabis ya es legal como medicamento en Canadá, Alemania, Austria, Holanda, España, Israel, Finlandia y Portugal y parte de los Estados Unidos, países en los que se prescribe con receta médica.

La paulatina divulgación de la utilidad terapéutica del cannabis a la sociedad general se traduce en el aumento de personas que usan o quieren usar la marihuana y sus derivados con fines terapéuticos, muchas veces sin recomendación o control médico y sin la información necesaria para administrarse el cannabis de manera adecuada y eficaz. Suelen ser personas que deciden a usar cannabis cuando obtienen malos resultados con sus tratamientos convencionales o cuando no tienen acceso en su comunidad a tratamientos de cannabinoides con prescripción, e incluso cuando prefieren alternativas a los fármacos sintéticos comerciales o les resultan un coste económico dificil de afrontar.

Desde la asociación tratarán de cubrirse las necesidades de este tipo de usuarios recurriendo a documentos fiables y de calidad con información preferiblemente científica y objetiva sobre los usos paliativos y terapéuticos de los cannabinoides, su forma de presentación y administración y los problemas asociados a su consumo, datos que también puedan ser de utilidad para los profesionales de la salud que los asisten. También trateremos de proporcionar a los socios las variedades de cannabis sativa más adecuadas para sus enfermedades y mostrarles los modos de administración más seguros y recomendables.